Hoy es: lunes, 21 de octubre de 2019

Noticias

28/01/2019

La Comunidad moderniza seis centros especiales de empleo como reconocimiento por ampliar sus plantillas fijas

Una subvención del SEF de 331.000 euros facilita, por ejemplo, la adquisición de maquinaria y automóviles para logística

La dotación para estas ayudas se ha triplicado con respecto a las del año pasado, y están disponibles para aquellos centros que han incrementado el número de trabajadores fijos con discapacidad

Trabajadores del centro especial de empleo de Aidemar, uno de los que ha recibido ayudas para su modernización (I)

Trabajadores del centro especial de empleo de Aidemar, uno de los que ha recibido ayudas para su modernización (I)

Formato: jpeg
Tamaño: 779.37 KB.

Ver imagen a tamaño real Este enlace se abrirá en una nueva ventana

Un total de seis centros especiales de empleo en los que la mayoría de sus plantillas presentan discapacidad han podido modernizar sus instalaciones y equipamientos gracias a las subvenciones por valor de 331.000 euros que les ha concedido la Comunidad. Concretamente, esta línea de ayudas se encontraba disponible como reconocimiento para aquellos centros que han incrementado en los últimos doce meses su número de empleados indefinidos con discapacidad.

La Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, a través del SEF, es la encargada de ofrecer este apoyo económico, que se reabrió en 2017 después de seis años desactivado. En este caso, los centros beneficiarios han sido Aidemar, en San Javier; Asociación Inserta2, en Murcia; Polímeros Decorativos, radicado en Ceutí; Mempleo, en Molina de Segura; Gestión y Control de Lorca; y Limpink Servicio de Lavandería, con sede en la pedanía murciana de Beniaján.

Estos fondos han permitido a los centros adquirir nuevos activos fijos, como por ejemplo cajas registradoras, vehículos comerciales, ordenadores, fotocopiadoras, grupos electrógenos, mobiliario de oficina, placas solares o aplicaciones informáticas, entre otros.

La ayuda cumple un objetivo paralelo a la modernización de los centros: fomentar la contratación indefinida. Dado que la estabilización de los contratos es un requisito indispensable para optar a las ayudas, es más sencillo que los responsables de estos centros que tengan la intención de ampliar sus plantillas se decidan a hacerlo.

La mayor subvención ha correspondido a Aidemar (138.000 euros), que justificó la creación de once nuevos puestos de trabajo estables en el último año. A continuación se encuentran los 90.000 euros para Gestión y Control de Lorca (diez nuevos empleos); los 33.000 euros para Mempleo (tres nuevos empleos); los 24.000 euros tanto para Asociación Inserta2 como para Limpink Servicio de Lavandería (dos empleos respectivamente) y finalmente 22.000 euros para Polímetos Decorativos (dos empleos).

La directora general del SEF, Severa González, destacó que esta iniciativa “es especialmente útil, porque fomenta la contratación indefinida de los trabajadores con discapacidad. Es decir, esa ampliación de las plantillas y de la estabilidad de las mismas se convierte en un aliciente para modernizar y mejorar los diferentes equipamientos del centro”.

43 centros con más de 1.000 trabajadores

Los centros especiales de empleo son empresas de empleo protegido, en los que al menos el 70 por ciento de trabajadores presentan una discapacidad. Su objetivo principal es proporcionar a estos empleados la realización de un trabajo productivo y remunerado, adecuado a sus características.

En la actualidad, la Región de Murcia cuenta con 43 centros especiales de empleo, que disponen de 1.145 trabajadores con discapacidad y 162 exentos de ella (técnicos de apoyo, personal de servicios de ajuste personal y social, y otros trabajadores).

Dichos centros cuentan con diversas ayudas del SEF, de las cuales la más importante es la subvención del 50 por ciento del salario del trabajador con discapacidad. A consecuencia de la crisis económica, algunas de las ayudas complementarias, como la de activos fijos para la modernización de los centros, se paralizaron por falta de crédito, si bien ya se encuentran reactivadas.

Otras de las ayudas para estos centros que se paralizaron durante la crisis fueron la correspondiente a la adaptación de puestos de trabajo y eliminación de barreras arquitectónicas, así como la de asistencia técnica al mantenimiento de empleo, si bien éstas ya fueron recuperadas en 2016 por el SEF.

Enviar este contenido por correo electrónico
Vota: 
 |  Resultado: 1 sobre 5, Sin Interés1 sobre 5, Sin Interés1 sobre 5, Sin Interés1 sobre 5, Sin Interés1 sobre 5, Sin Interés  8 votos

Datos Adicionales:

Categoría nota prensa:   Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente

Contenidos Asociados:

Formato: jpeg
Tamaño: 434.89 KB.

Ver imagen a tamaño real  Este enlace se abrirá en una nueva ventana

© 2010 Servicio Regional de Empleo y Formación
Consejería de Empleo, Universidades y Empresa / CARM